En Casa

Para estar al día sobre alimentación, decoración, actividades... “Contigo en Casa” te da tips sobre temas del hogar.

Alergias blog

El otoño, su dorado intenso y la alergia otoñal

Cómo diferenciar el resfriado de la alergia otoñal

El otoño, una estación de paisajes amarillos, ocres, rojizos y dorados en la que caen las hojas, es una estación idílica para muchos. Para otros menos afortunados, el otoño es sinónimo de alergias, tos, mocos, dificultad para respirar y ojos rojizos. ¿Conoces la alergia otoñal?

El porqué de la alergia otoñal

Las alergias se presentan cuando tu sistema inmunológico reacciona ante ciertas sustancias que entran en contacto con tu cuerpo y este las reconoce como peligrosas, como un sistema antirrobo que reacciona por la invasión de un ladrón. La diferencia es que tu sistema inmunológico te hace moquear en lugar de llamar a la policía.

Durante la primavera, las plantas florecen y las rosas y tus ojos se pintan del mismo color rojizo. Al llegar el otoño, su polen entra en suspensión por el viento y la lluvia, y es entonces cuando los clínex vuelven a ser tu mejor amigo y aliado.

Los que no son tan amigables son estos tres alérgenos que tienen el poder de tornar una preciosa puesta de sol otoñal en un infierno.

  • Los ácaros: esos “bichitos” microscópicos que viven dentro de casa, en rincones oscuros y que se alimentan de las escamas de la piel muerta de personas y mascotas. La poca ventilación y la calefacción son condiciones ideales para la proliferación de este pequeño animal. Pueden causar estornudos, ojos rojos, tos, congestión nasal y rinitis alérgica. Para evitar estos trastornos, lo primordial es la limpieza y una buena ventilación para eliminar todo el polvo.
  • El moho: este hongo puede crecer en cualquier sitio, tanto en el exterior como en sitios cerrados con humedad y poca luminosidad, si las condiciones son apropiadas para su aparición. Este hongo produce unas esporas que, como el polen, se extienden por el aire y pueden provocar estornudos, moqueo, tos, ojos irritados y llorosos, piel seca y asma. ¿Cómo se pueden evitar? Con un deshumidificador en casa (el aire debería estar al 35-50% de humedad) y limpiando los baños con vinagre o productos antimoho.
  • Las ambrosías: estas plantas son una de las principales causas de las alergias otoñales y, a pesar de que solo viven desde el mes de agosto hasta el mes de octubre, tienen mucho poder. Una sola planta produce hasta mil millones de granos de polen, los cuales, al ser muy livianos, flotan por el aire con mucha facilidad. Pueden originar dermatitis alérgica, estornudos, asma, picazón en la nariz y ojos y dermatitis alérgica, entre otros trastornos.

¿Cuáles son las alergias otoñales?

  • Rinitis alérgica: es un trastorno que afecta a la mucosa nasal y que produce estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales, falta de olfato y, en ocasiones, ganas de que alguien vuelva a robarte la nariz como cuando tenías 3 años.
  • Asma: es una causa secundaria de alérgenos como ácaros, pólenes, hongos, epitelios de animales o alimentos.
  • Dermatitis atópica: el uso de la lana, el frío o la sequedad del hogar pueden provocar que este tipo de dermatitis se manifieste de manera más aguda.

Ahora ya sabes que si sufres algún síntoma parecido a los mencionados anteriormente, puede que no sea un resfriado y se trate de una alergia otoñal. Pero si no estás seguro, consulta siempre con un especialista para poder recibir el tratamiento adecuado.

En el caso de no conocer ningún médico que trate las alergias, Agrupació dispone de los mejores alergólogos en su Cuadro Médico, uno de los más amplios del mercado con más de 35.000 especialistas, al que puedes acceder a través de su prestigioso seguro médico.

Deja un comentario

Lo más leído

TARGOBANK, AGRUPACIÓ y ATLANTIS forman parte del grupo de empresas de Crédit Mutuel Alliance Fédérale, elegido como banco nº 1 por su relación con los clientes y primer banco francés por la revista Global Finance