En Familia

Ideas y consejos sobre salud, ahorro, viajes… en “Contigo en Familia”.

Lo que nunca te han contado sobre los perros y los bebés

Consejos para que tu perro se adapte a tu nuevo hijo.

En casa vivís dos personas, más vuestro perro… y ¡ahora viene un bebé! Después de la emoción de saber que estáis embarazados, ahora toca pensar en Coco. ¿Cómo se tomará no ser el único rey de la casa? ¿Qué debemos hacer si el perro tiene “celos” del bebé o se deprime y no quiere comer, por ejemplo?

La llegada de un bebé puede ser un momento delicado para tu perro. Como ocurre con cada cambio de rutina, es necesario que le permitamos a nuestro amigo de cuatro patas un período de adaptación.

Será importante estar más pendiente de tu mascota para establecer una buena convivencia entre ella y el bebé.

¿Qué le aporta a un bebé vivir con perros?

  • Acelera su desarrollo psicomotor a través de los juegos con el perro.
  • Le aporta un sentimiento de responsabilidad y fidelidad desde temprana edad.
  • Le proporciona un vínculo emocional único.
  • Hace que se sienta acompañado y protegido por el perro.
  • Está más sano: según un estudio de la Universidad de Kuopio, publicado en la revista Pediatrics, los bebés que conviven con perros sufren un 50 % menos de afecciones respiratorias, gastrointestinales y auditivas. Al estar en contacto con la mascota, su cuerpo fortalece el sistema inmunológico.

Cuando tu bebé se haga mayor, se acordará de todo lo que jugó con su perro y de los grandes momentos que pasaron juntos riendo, paseando y disfrutando de su amistad. Se convertirán en un recuerdo inolvidable.


Prepara al perro para cuando tu hijo llegue

No esperes al último minuto para que tu perro se acostumbre a la llegada de un nuevo miembro en la familia. Prepáralo antes. De este modo, se irá acostumbrando a las nuevas rutinas y no será tan duro para él.


Antes del nacimiento del bebé

  • Es aconsejable que, con antelación, empieces a adaptar a tu perro a las nuevas rutinas que vas a tener cuando llegue tu bebé: la hora a la que saldrá a pasear, los momentos de juegos o la hora de dormir.
  • Acostúmbralo. Si quieres que duerma en otra habitación o que pase más tiempo en el salón, ve poco a poco adaptándolo a sus nuevos espacios. Así, sabrá en qué lugares no puede estar.
  • Si es arisco con otros perros o es demasiado bruto con la correa, puede convertirse en un problema cuando vayas con el perro y el cochecito. Te recomendamos que en este caso consultes a un adiestrador.
  • Es necesaria una visita al veterinario para ponerle las vacunas y efectuar las desparasitaciones pertinentes.


El bebé ya está en casa

  • Muchas mamis y papis acercan pañales o ropa del bebé a la mascota para que lo huela. En verdad, no hace falta. Recuerda que los animales tienen mucho más olfato que los humanos. Ellos huelen y saben quién es el bebé sin ni siquiera verlo. Lo aconsejable sería comportarte natural con él. Cuando esté relajado deja que se acerque, lo huela y luego que se aleje. Al terminar, le puedes dar un premio por su buen comportamiento.
  • Extrema la limpieza en casa: los pelos del perro, la comida, los juguetes… Procura que sus cosas no estén cerca del niño durante los primeros meses.
  • Anima a tu perro a ver a tu hijo como algo “guay”: aunque mucha gente cree que los perros tienen celos, no es exactamente así. Solo que su actitud cambia cuando se sienten desplazados, como si ya no fueran de la manada. Por eso, es importante incorporarlo en las nuevas rutinas de la familia. No te olvides de él e intenta dedicar tiempo a sus juegos y cuidados. Podéis jugar con él cuando el bebé duerme, y cuando esté despierto anímalo a que siga con vosotros.
  • Los primeros gateos del bebé: los perros saben que hay un nuevo habitante en la casa, pero hasta que los bebés no gatean, los animales no son realmente conscientes de lo que significará la presencia del nuevo miembro. En este momento es importante enseñarles que deben respetarse mutuamente. Al bebé hay que enseñarle que tiene que ir con cuidado porque el perro es muy sensible y se le puede hacer daño. Si con el can la tarea se vuelve más complicada, puedes llevarlo a un adiestrador canino.

Tener un perro y un bebé en casa puede ser una experiencia única y divertidísima. Nunca te aburrirás y las escenas de cariño entre los dos serán increíbles. Pese a que la adaptación pueda ser en algunos casos complicada, ¡paciencia y a disfrutarlo!

En Mascotsegur te ofrecemos un seguro de perros adaptado a tus necesidades. ¡Para que disfrutes de tu perro y de tu bebé al máximo y sin preocupaciones!

Deja un comentario

Lo más leído

TARGOBANK, AGRUPACIÓ y ATLANTIS forman parte del grupo de empresas de Crédit Mutuel Alliance Fédérale, elegido como banco nº 1 por su relación con los clientes y primer banco francés por la revista Global Finance