Fuera de Casa

Somos tu inspiración para viajes, curiosidades, excursiones… “Contigo Fuera de Casa” te propone los mejores planes para salir.

Medidas de higiene y seguridad en el transporte tras la crisis sanitaria

La forma en la que nos hemos movido siempre tiene que cambiar para evitar el contagio y un aumento de casos. Para continuar con la recuperación de la crisis sanitaria, la mejor medida es la prevención

En los últimos meses, no son pocas las costumbres que han tenido que cambiar desde la aparición de la COVID-19. Entre estos nuevos hábitos se encuentran las medidas de higiene y nuestro comportamiento al usar tanto el transporte público como el vehículo personal.

En primer lugar, tenemos que atender a las normas publicadas por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y aplicarlas siempre, hasta nuevo aviso. Todavía no se sabe cuándo podremos recuperar la normalidad, por ello, no nos debemos descuidar si queremos seguir mejorando y ganando más espacios y libertades.

Transporte público

Si estás contagiado, no puedes viajar en el transporte público. Recuerda que debes aislarte para no comprometer a los demás y eso incluye, lógicamente, no utilizar los vehículos de transporte público, por los que van a pasar muchas personas. Esta restricción también afecta a las personas que conviven con otras personas que tienen síntomas de la enfermedad.

 En caso de no presentar síntomas y no haber tenido contacto con el virus, y, por tanto, estar previsiblemente sano, debes seguir las siguientes normas:

  •         Desplázate solo lo necesario. Intenta no abusar del transporte público y prioriza otras formas de movilidad: andar, bicicleta, vehículo propio… De esta manera, dejamos libres los servicios de transporte público para aquellos que realmente los necesitan para su día a día.

 

  •         Evita las horas punta, ya que hay mayor afluencia de personas y es más difícil mantener las medidas de distanciamiento. También es importante no pagar en efectivo; utiliza las máquinas de venta de billetes y haz tus pagos con tarjeta.

  •         Planifica el viaje antes de salir de casa para estar al corriente de los horarios y saber si hay alguna parada anulada. Los servicios pueden verse afectados y sufrir cambios. Así evitarás pasar más tiempo en la calle.
  •         Evita entablar conversación con otros usuarios, utilizar el teléfono móvil para hablar o tomar alimentos o bebidas mientras te encuentres dentro del transporte público o de los recintos pertenecientes a las redes de transporte público.
  •         Recuerda usar siempre mascarilla. Es totalmente obligatorio ponérsela en todo tipo de vehículos de transporte público, incluidos los taxis, y debe utilizarse tapando nariz y boca para que sea efectiva.
  •         Aunque se permite utilizar de nuevo el 100 % de los asientos del transporte público, siempre que te sea posible trata de mantener la distancia de seguridad mínima con el resto de los usuarios, que es de un metro y medio.
  •         Estornuda o tose siempre en la parte interior del codo o en el hombro, como se ha indicado desde el principio de la crisis sanitaria.
  •         No uses el transporte público si te encuentras dentro de los grupos de riesgo.
  •         Y, como medida de prevención básica, lávate las manos con jabón o una solución hidroalcohólica antes y después del viaje.

Por último, hay que recordar que en los transportes públicos de hasta nueve plazas, quedan exentas de usar la mascarilla personas con alguna enfermedad o dificultad respiratoria y aquellas en situación de discapacidad o dependencia.

Transporte privado

  • Motocicletas, ciclomotores y vehículos de categoría L

En el caso de los vehículos de dos plazas, podrán viajar dos personas siempre que se cumplan unas normas mínimas: deberán llevar mascarillas siempre que no hagan uso de casco integral. Cualquier otro tipo de casco hará obligatorio el uso de mascarilla.

Estas normas también se aplican a los servicios de vehículos compartidos en los que, además, tanto el conductor como el pasajero deberán llevar guantes.

  • Vehículos de hasta nueve plazas

Desde la nueva normalidad, se podrán ocupar todas las plazas de los vehículos, pero los pasajeros deberán hacer uso de mascarilla si no residen en el mismo domicilio. En el caso de que sí compartan vivienda, podrán llenar todas las plazas y no será necesaria la mascarilla.

Quedan exentos de usar la mascarilla personas con alguna enfermedad o dificultad respiratoria y aquellas en situación de discapacidad o dependencia.

Aunque estas son las normas aplicadas hasta el momento, siempre pueden verse modificadas si las autoridades lo creen conveniente para la seguridad de todos.

Deja un comentario

Lo más leído

TARGOBANK, AGRUPACIÓ y ATLANTIS forman parte del grupo de empresas de Crédit Mutuel Alliance Fédérale, elegido como banco nº 1 por su relación con los clientes y primer banco francés por la revista Global Finance